Amparo Sampedro: “Las cuentas se han hecho durante años como si se tuviera un billete de lotería en el bolsillo que luego no toca”

0
75

Rocafort se convirtió el pasado 22 de mayo en una de las localidades ‘sorpresa’ de las Elecciones Muncipales pues rompió la tendencia alcista del PP y el partido perdió la mayoría absoluta y el Gobierno del pueblo en el que había gobernado las últimas cuatro legislaturas. La socialista Amparo Sampedro consiguió la Alcaldía con los independientes y ahora trabaja por cambiar la forma de hacer política que tanto criticó desde la oposición. Sampedro ha concedido una entrevista a Hortanoticias.com que puede leer y ver en nuestro canal audiovisual.
Pregunta: ¿Cómo se han encontrado las arcas municipales al llegar al Gobierno?

Respuesta: Las arcas están como imaginábamos. Quizá fuimos algo optimistas pero no ha habido grandes sorpresas. Pero la situación financiera global no es tan complicada como el día a día. Un informe del interventor arroja un déficit de 784.000 euros cuando acabe el año si se sigue con la tendencia, en cuanto a ingresos, de estos primeros meses. Los ingresos previstos en el presupuesto fueron inflados y es posible que el déficit llegue al millón de euros. La situación diaria es bastante difícil, sobretodo, porque se asumieron ciertos servicios no obligatorios sin estudiar su coste y su necesidad real y ahora tenemos problemas para poder mantenerlos.

P: ¿De qué servicios se trata?

R: Por ejemplo, el del Centro de Día. Nunca se estudió su viabilidad con sus necesidades reales. Ha costado más de 600.000 euros y ahora sólo hay cinco personas de Rocafort usando el servicio. Al Ayuntamiento le cuesta 14.000 euros mensuales. Otro ejemplo es la escuela infantil municipal. Teniendo en cuenta que la Generalitat ha recortado en 10.000 euros las ayudas para la guardería para este curso, tenemos que estudiar cuál es el coste real de cada alumno, contando que habrá familias que necesiten ayuda. Son servicios que no son obligatorios que presten los ayuntamientos pero sí necesarios. Pero para prestarlos hay que hacer un análisis de los costes.

P: Siguiendo con costes, ¿cuál es la deuda a los proveedores?

R: Cuando llegamos al Gobierno, hace dos meses había un listado de pagos por hacer de 700.000 euros pendientes de contabilizar (a pequeños, medianos y grandes proveedores). No se ha pagado ni un solo recibo de la luz desde enero. Pero lo que más me sorprendió fue que había facturas sin firmar, sin consignación presupuestaria. Uno de los pagos que más nos preocupa realizar son todos los que tienen que ver con las obras del Plan Confianza. El Ayuntamiento ha tenido que enfrentarse a los pagos porque la Generalitat aún no ha dado el dinero y las obras ya están finalizadas. Si tardamos más de 50 días, el proveedor puede solicitar intereses.

P: Con esta situación, ¿elaborará el nuevo Gobierno un plan económico de ahorro?

R: El interventor señaló la necesidad de realizar un plan financiero de estabilidad económica y no se hizo. Pero se tenía que haber hecho muchísimo antes. El problema es del presupuesto de 2011 pero, también, del anterior porque los ingresos previstos no son los reales. Se han hecho las cuentas cómo si se tuviera un billete de lotería en el bolsillo que luego no toca. El interventor ha advertido durante años de que los ingresos son ficticios. Por eso hay que realizar ajustes y ya hemos empezado. Estamos revisando todos los contratos con empresas de servicios para ver si se están cumpliendo y hemos visto que algunos de ellos, no. También vamos a mejorar los pliegos para recortar gasto y rentabilizar los contratos.

P: ¿Entrará en esos ajustes algún recorte de personal?

R: El problema es que la plantilla de personal es inestable, no ha sido pensada y organizada para los servicios que se ofrecen. La plantilla necesita personal técnico de administración porque no lo hay, hay demasiados puestos de confianza. Muchas veces, el Ayuntamiento es lento e ineficaz. Las plantillas se tienen que racionalizar y es lo que vamos a hacer en el presupuesto de 2012. No es tanto reorganizar como organizar porque nunca se ha organizado y eso molesta mucho a los trabajadores que ven que su trabajo se pierde o se ralentiza por el sistema. Es absolutamente necesario y una prioridad absoluta de este Gobierno.

P: La legislatura pasada, no hubo buena relación entre la oposición, que ocupaban ustedes, y el equipo de Gobierno del PP, ¿cómo es ahora la relación después de cambiar los roles?

R: Yo siempre he abogado por trabajar las relaciones con los demás grupos políticos y ahora los sigo manteniendo desde la Alcaldía. Para empezar, convoqué por primera vez a los portavoces, algo que nunca se había hecho en este Ayuntamiento. Todos formamos parte de la corporación y eso es lo que debe primar aunque quizá pueda resultar un poco difícil por la actitud de ciertas personas que aún no han asumido la nueva situación. Yo voy a seguir pidiendo la colaboración de todos porque todos somos necesarios. Por ejemplo, desde el primer día han tenido a su disposición toda la información. Creo que es un error evitar que la oposición tenga la información que necesita para hacer su trabajo. También hemos modificado los plenos, que pasan a ser mensuales y, por tanto, habrá más comisiones informativas. Creo que es lo mejor para que se pueda fiscalizar la labor del Gobierno municipal.

P: Y este nuevo gobierno municipal, ¿ha arrimado el hombro recortando sueldos y asignaciones?

R: Sí, yo no cobro un sueldo del Ayuntamiento, he mantenido mi puesto de trabajo. En total, se ha recortado un 65% en sueldos de cargos electos. De trece concejales que hay en la corporación, sólo uno está liberado y cobra un salario. Antes, eran seis los que cobraban del Ayuntamiento. El alcalde, con dedicación exclusiva, y cinco ediles con dedicaciones parciales por lo que cobraban dos salarios, uno del Ayuntamiento y otro en su trabajo.

P: ¿También han reducido la indemnización por asistencias a plenos?

R: Antes, los concejales de la oposición cobraban 25 euros por pleno y 18 por comisión. Ahora hemos equiparado a todos y todos los ediles, tanto del Gobierno como de la oposición cobran lo mismo, 40 euros. Lo que ocurría en la legislatura pasada enarboló los ánimos de mucha gente. Creo que los políticos deben cobrar un salario si es la única asignación que tienen y que sea lo mismo que en su trabajo anterior o un poco más, pero el ex alcalde tenía un sueldo cuatro veces superior y los concejales cobraban 1.000 euros por una dedicación parcial.

P: ¿Cree que cuestiones como esa han determinado la pérdida de apoyos del PP en las pasadas Elecciones?

R: Nosotros hicimos una buena labor de oposición y construimos una alternativa creíble. Y eso es lo que sucedió. Durante demasiados años, se han hecho cosas a espaldas de la gente y había un desencanto generalizado. Nosotros supimos construir una alternativa creíble que volviera a ilusionar a la gente a base de escuchar, de informar y de cumplir con nuestra obligación como oposición.

P: ¿Van a mantener esa tónica desde el Gobierno a través de políticas de participación ciudadana?

R: Sí. Vamos a iniciar esa política de participación ciudadana porque en Rocafort no ha habido. Lo primero que hemos hecho ha sido crear un Consejo Escolar Municipal. Es realmente grave que no hubiera uno en Rocafort porque no hay ningún municipio de este tamaño que no tuviera. También vamos a crear un Consejo de Participación Ciudadana para que a través de las asociaciones se pueda escuchar a la gente y plantear proyectos que es lo que significa la ‘Política’, con mayúsculas. Sabemos que va a ser complicado porque en Rocafort no tenemos esa cultura participativa, pero vamos a trabajar en ello.

P: ¿Cuáles son las prioridades para esta legislatura?

R: Realizar inversiones va a ser muy difícil. Nos hemos llevado una sorpresa al descubrir que los planes provinciales de 2007 a 2010, no estaban presentados en la Diputación con el riesgo de no recibir la subvención. Por ejemplo, el Casino está paralizado desde 2006 y las subvenciones de estos planes provinciales siguen pendientes de cobrarse y eran para acabar esa obra. Hemos conseguido resolverlo porque la Diputación iba a retirar el dinero que tenía reservado y hemos logrado una prórroga. En la legislatura anterior no ha habido una gestión ilusionada. Han puesto en peligro gravísimo las subvenciones. La prioridad, en definitiva, es poner orden. Acabar lo que está a medio hacer como la Casa Bou, el polideportivo, espacios públicos que no tenemos… pero se han acabado las grandes inversiones.

P: ¿Y qué necesidades tiene Rocafort en cuestión de infraestructuras, dotaciones sanitarias, educativas…?

R: Urgentísimo, un colegio de Primaria. Es curioso que en el PAI de la entrada al municipio fue la propia administración la que obligó a reservar suelo para colegio. Pero luego, la Generalitat olvidó esa obligación y aprobó el PAI sin reserva para un instituto (aunque sí para el colegio). También es urgente la remodelación del San Sebastián que lleva 30 años sin una rehabilitación. Trabjaremos para que se lleve a cabo y, si no, lo hará el Ayuntamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here