Los amarristas de Port Saplaya denuncian ante la Guardia Civil la inmovilización de sus barcos

0
2291

La decisión de EGUSA de cerrar una zona del puerto de Port Saplaya para inmovilizar los barcos de al menos 15 propietarios –incluido el barco de la escuela de vela- ha provocado que los usuarios del puerto hayan decidido denunciar la inmovilización de sus barcos ante la Guardia Civil.

Los amarristas de Port Saplaya denuncian ante la Guardia Civil la inmovilización de sus barcosSegún confirmó Eduardo Perez a Hortanoticias, la decisión de denunciar el caso, tomada en asamblea el pasado viernes 1 de diciembre, se produce por el aumento del precio de los amarres que han pasado de 90 a 190 euros y por la inmovilización de los barcos con el cierre con una cadena de la dársena de Port Saplaya, “algo que por ley solo se puede hacer tras una orden judicial”.

Pérez explicó que estos precios son “abusivos. No se pagan ni en la Marina Real. Y encima allí tienen servicio de luz, marinería y vigilancia”, servicios que en Port Saplaya son “nulos o directamente inexistentes”.

Los hechos se precipitaron el jueves cuando EGUSA decidió inmovilizar parte del puerto deportivo con una cadena que impedía la salida de aproximadamente 15 embarcaciones. Tras la decisión unilateral municipal, los vecinos decidieron reunirse en asamblea y aprobar la consignación de las cuotas en el juzgado y la presentación de una denuncia ante Guardia Civil por la inmovilización de los barcos,

Según explicaron fuentes de los amarristas, el problema viene por el cambio de titularidad del puerto ya que el Ayuntamiento de Alboraya ya no tiene la concesión del puerto. Esta situación ha obligado a cambiar también las condiciones de los usuarios que hacen uso del puerto, algo que no ha gustado a los amarristas al cambiar los precios pero no los servicios que presta EGUSA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here