Diego Alves, Willy Caballero y Velasco Carballo dejan sin goles el Valencia CF-Málaga CF

0
118

Valencia CF. Málaga CF. Ricardo Costa

Valencia CF sacó un empate en Málaga que deja regusto de victoria. El equipo volvió a tener personalidad y por momentos arroyó al conjunto andaluz. De no ser por un magistral Willy Caballero, el conjunto balnquinegre hubiese conseguido la victoria. Los malacitanos, por su parte, generaron buenas contras pero se estrellaron contra un inspiradísimo Diego Alves. La jugada clave fue el gol mal anulado a Ricardo Costa por un inexistente fuera de juego del jugador luso.

Partido igualado en Málaga. El Valencia saltó al campo con un once inédito repleto de cambios y un nuevo dibujo táctico sobre el césped de La Rosaleda. Consciente de la importancia del partido, Juan Antonio Pizzi dispuso un 4-3-3 sobre el pasto malagueño. Parejo, un reaparecido Banega y Oriol se encargaron de la medular y de crear el juego. Arriba, Pizzi apostó por Jonas y Piatti en bandas y le dio la confianza que merecía a Paco Alcàcer.

Así, durante los primeros cuarenta y cinco minutos el dominio y las mejores ocasiones fueron para el conjunto blanquinegre. Pero el partido, sin embargo, empezó con una ocasión de Samuel, que recibió un buen servicio de Antunes y que sin pensarlo disparó para que Alves se luciera. La respuesta, rápida, fue del Valencia que fabricó una jugada por la banda derecha entre Joao y Jonas, para que Piatti pusiera a prueba a Caballero.

El juego lo ponía el Valencia, que elaboraba las jugadas a través de Parejo y Banega. Sin embargo, una de las ocasiones más claras fue gracias al juego directo. Alves sacó de puerta, Alcacer peinó y Piatti se encontró con un balón que cazó el delantero argentino. Su disparo se fue lamiendo el palo derecho de la meta malacitana.

El partido tenía ocasiones en ambas porterías. En una falta de Mathieu sobre Antunes, Duda la ejecutó magistralmente salvando la barrera pero se encontró con un Alves inspiradísimo que voló para despejar la pelota a córner.

Pocos minutos después sería el Valencia el que iba a poner a prueba, una vez más, a Caballero. Tras una falta cometida en la frontal del área, Dani Parejo se encargó de tirarla. Caballero, muy atento, repelió el chut que se metía entre los tres palos. La pelota le cayó a Jonás que disparó a bocajarro y en un alarde de reflejos el cancerbero malacitano volvió a parar. El ritmo era trepidante. Y el Valencia asfixiaba al Málaga en el centro del campo. Con la movilidad de sus hombres de punta, el Valencia tenía encerrado en su área al equipo de casa.

Gol mal anulado

La segunda parte fue un calco a la primera. Con un mayor dominio del Valencia, el conjunto de la Capital del Turia salió en la reanudación por el partido. Así,  en el minuto cincuenta y dos una doble pared entre Alcacer y Banega, acabó en las botas de Parejo para que este picara ante la salida de Willy Caballero. El cancerbero del Málaga tapó la portería perfectamente y sacó el disparo con la cara. Fue el mejor de su equipo, sin duda, el guardameta boquerón. A la salida del córner ejecutado por Piatti, Jonas pudo marcar tras recoger una asistencia de Alcàcer pero otra vez el omnipresente Caballero desbarató el disparo del delantero brasileño.

En el minuto sesenta y seis en el área valencianista la tuvo Roque Santa Cruz que se sacó un disparo para que Alves volviera a salvar una mano prodigiosa para mantener la puerta a cero. La noche iba de porteros.

Pero sin duda, la jugada que definitivamente pudo cambiar el signo del partido a favor del Valencia, fue el gol mal anulado a Ricardo Costa tras rematar el servicio de una falta. El asistente del colegiado Velasco Carballo anuló el gol por un inexistente fuera de juego. De haber existido, fue de Paco Alcacer que no intervino en la jugada, pero el árbitro del colegio madrileño anuló el tanto a instancias de su linier.

En el minuto setenta y cinco la ocasión fue para Pablo Pérez, que remató de cabeza un servicio de Camacho para que otra vez el portero del Valencia, Diego Alves, desbaratara la ocasión. El partido contó con infinidad de ocasiones y el Valencia, sobre todo en el último cuarto de hora, notó el cansancio físico. Pese a ello, los hombres de Pizzi lo intentaron hasta el final pero el marcador no se movió.

Muy buena impresione deja el Valencia en Málaga. Con la determinación y el juego exhibido, solo faltó el gol.

Hortanoticias | Francisco Estellés |  @siskoestelles www.semprevalencia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here