Alfafar Parc obtiene el visto bueno definitivo en plena crisis de la construcción y del comercio

0
99

Sin Ikea pero con 223.200 metros cuadrados destinados a uso comercial, el proyecto Alfafar Parc ha obtenido el visto bueno definitivo de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda. Aunque la tienda sueca era uno de los primordiales atractivos cuando se planteó el proyecto, en mayo de 2006, la multinacional cambió de idea poco después. Sin embargo, el municipio de l’Horta Sud no abandonó el proyecto que sigue adelante a pesar de la crisis que afecta especialmente a la construcción y al comercio.
El Consistorio alfafarense aprobó en sesión plenaria el 2 de mayo de 2006 el inicio del procedimiento de gestión indirecta y aprobación de las bases particulares reguladoras del Programa de Actuación Integrada. Apenas tres meses después, a finales de julio de ese mismo año, la Agrupación de Interés Urbanístico Alfafar Parc somete a información pública el PAI sin recibir ninguna alegación.

El 10 de mayo de 2007, el pleno municipal acuerda aprobar el PAI, mediante gestión indirecta, conformado por la alternativa técnica aprobada por acuerdo plenario en noviembre de 2006 y la proposición jurídico económica presentada por la Agrupación de Interés Urbanístico, adjudicándole la condición de agente urbanizador. En junio de 2007, el proyecto se remite a la comisión territorial de Urbanismo de la Conselleria para su aprobación definitiva.

A partir de aquí, el proyecto ha tenido que ser respaldado por informes técnicos respecto a carreteras, accesos, riesgo de inundaciones, disponibilidad de recursos hídricos, estudio acústico, impacto ambiental… y corregido en ciertos aspectos exigidos por la Comisión Territorial de Urbanismo que, en julio de 2009, suspendió la aprobación definitiva del Plan Parcial Sector 1AB (nombre técnico del proyecto de Alfafar Parc) hasta que el Consistorio subsanara determinadas cuestiones.

En diez meses, el Ayuntamiento ha hecho los deberes y ha presentado y certificado que se cumplen las exigencias de la Conselleria relativas, sobretodo, a la omisión de ciertos datos como la garantía de que la reducción de espacios verdes no supera el mínimo de metros cuadrados de zona verde por habitante o que el nivel de ruido no superaría los límites establecidos pues, en su caso, debería de redactarse un Plan Acústico zonal.

Uno de los puntos más conflictivos, como recoge el documento de la CTU, es el problema de los accesos ya que la zona comercial, con 223.000 metros cuadrados, supondrá un aumento de tráfico en la zona, saturada ya por la zona comercial adyacente (el centro comercial MN4).

Por ello, exigió que se cumplieran los condicionantes que el Ministerio de Fomento había incluido en su informe favorable al proyecto entre los que incluía el compromiso expreso del Ayuntamiento de no conceder licencias de actividad hasta que las infraestructuras viarias no estuvieran realizadas.

Ahora, una vez recibida la documentación necesaria por parte del Ayuntamiento, la Comisión Territorial de Urbanismo ha aprobado definitivamente el proyecto que convertirá al municipio de Alfafar en el principal foco comercial de la comarca de l’Horta Sud.© Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here