Quantcast

Aldaia rebaja el gravamen del IBI hasta el 0,75 e incrementa el pago fraccionado de impuestos

El Ayuntamiento de Aldaia, espoleado por la necesidad de ayudar a las familias en momentos de crisis, ha iniciado varias iniciativas enfocadas a las economías domésticas para que puedan aguantar mejor los distintos pagos impositivos que deben llevar a cabo durante el año. La reducción del gravamen del IBI del 0,83 al 0,75 y la ordenanza reguladora del sistema de pago fraccionado son algunas de las acciones encaminadas a este fin.
El Impuesto sobre Bienes Inmuebles es uno de los impuestos del sistema tributario local que más suele gravar en la economía familiar sea cual sea su renta al centrarse en el valor y titularidad de propiedades inmuebles como viviendas, terrenos o parcelas rústicas.

Si en 2009, el IBI, para que no se notaran los efectos de la revisión catastral, se bajó del 0,86 al 0,83, para 2010 el Consistorio ha vuelto a reducirle IBI hasta llegar al 0,75. O dicho de otra manera, para el año que viene se ha bajado el tipo del IBI un 10% (del 0,83 al 075).

Además, el Ayuntamiento pretende que el pago de impuestos sea incluso más fácil en tiempos difíciles. Por ello, se ha aprobado una nueva ordenanza reguladora que amplia el sistema de pagos fraccionados. El sistema de pago fraccionado de impuestos es una iniciativa pionera en 2006 en todo el estado español que se gestiona desde la propia Agencia Tributaria Municipal de Aldaia y que ha sido imitada por muchos municipios de la Comunitat Valenciana. Los impuestos sujetos a esta modalidad son el IBI, vados y el impuesto de vehículos.

Además, en 2010, visto el éxito y con el objetivo de ayudar al tejido empresarial en esta época difícil, se ha ampliado el sistema de pago fraccionado a otros impuestos como el IAE y rústico, además de poder incluir este sistema a personas no residentes en Aldaia y empresas.

El pago fraccionado consiste en la posibilidad de abonar los impuestos en mensualidades iguales por medio de domiciliación bancaria. Para eso, los usuarios deben solicitar el servicio en la Agencia Tributaria, gestión que se puede realizar durante todo el año. El cálculo de las mensualidades se hace sobre el importe abonado por estos impuestos el año anterior, dividiéndose en mensualidades iguales, que pueden ser de un máximo de seis pagos. En caso de que el importe de los impuestos se incrementara durante el año, la diferencia compensatoria se cargaría en el último recibo.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *