Alcácer vuelve a demostrar que el Valencia CF ya tiene un delantero goleador

0
69

ValenciaCF-Alcacer-Naranja

Dos buenos tantos, marcados por Alcácer y Rodrigo, dejaron el trofeo Naranja en Mestalla, donde el Valencia CF ganó al AC Milan por 2-1 gracias a su superioridad en el primer periodo y a su capacidad en el segundo para contener a un rival que en términos generales no estuvo bien en defensa.

El partido empezó con las fuerzas niveladas y algún destello individual pero con poca profundidad por parte de ambos conjuntos, más centrados en mantener el equilibrio en su juego que en buscar el gol.

Así se llegó al minuto 17, cuando un error de Zapata propicio el 1-0. Cedió involuntariamente el balón al jugador de Torrent Paco Alcácer, quien vio adelantado a Diego López y marcó desde casi treinta metros el 1-0.

Poco varió el encuentro tras el gol local, aunque el Valencia CF pasó a ser algo más ofensivo, lo que no impidió que diez minutos después, el japonés Honda estableciera el empate al lanzar con mucha precisión una falta directa.

Tras las tablas en el marcador el juego pasó a ser más dinámico sobre todo por parte del Valencia, que entraba con frecuencia por las bandas, tanto en acciones de Rodrigo por la derecha como de Piatti, por la izquierda.

Precisamente en una acción de Piatti, cuyo centro llegó hasta la banda opuesta, controló Rodrigo el balón y con un disparo fuerte y ajustado puso en el marcador el 2-1 con el que se llegó al descanso de un partido en el que hasta entonces el Valencia había sido mejor que el equipo italiano.

La tónica del encuentro no varió en el segundo tiempo, en el que el Milan demostró varios desajustes defensivos que permitieron a los jugadores locales llegar con cierta comodidad, aunque con poco acierto a la meta de Diego López.

A medida que se produjeron los cambios, el partido perdió intensidad, aunque el Milan manejó algo más el balón en el centro del campo que en el primer periodo y a medida que avanzaba el encuentro fue más insistente en su control del juego.

Pese a ello, el equipo italiano no dispuso de ocasiones claras de gol y el trofeo se quedó en manos del equipo que fue mejor a lo largo de todo el encuentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here