Alborch acusa a Barberá de no querer “dialogar” con Instituciones Penitenciarias sobre la ubicación del CIS

0
40

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, ha señalado que los Centros de Inserción Social (CIS) deben estar “próximos a la ciudad” ya que acogen a personas que están cumpliendo un tercer grado y que “están yendo a trabajar, por lo que tienen que estar en los terrenos urbanos”.
Alborch se ha manifestado así respecto a la intención del Gobierno central de ubicar el centro en el sur del término municipal de Valencia, lindando con los de Paiporta y Picanya, tal y una decisión que ha provocado un aireado debate en los últimos días.

La socialista ha acusado a Barberá de “rehusar” reunirse con los responsables de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Penitenciarias (SEIP) para hablar del emplazamiento del recinto, lo que demuestra, a su juicio, sus “pocas ganas de dialogar”.

Además, ha explicado que los centros de inserción “no son prisiones” y “están funcionando muy bien en distintas ciudades, como A Coruña, donde hay un centro de inserción frente a la propia Torre de Hércules”.

Estos centros, según ha aclarado, “tienen que estar próximos a la ciudad, porque se trata de personas que están cumpliendo su último grado en el delito que cometieron en su día y están yendo a trabajar, por tanto tienen que estar siempre en los entornos urbanos; así que siempre se intenta buscar de mutuo acuerdo cuál es el mejor emplazamiento”.

El Gobierno no trata de imponer nada

Además, ha manifestado que “el Gobierno no trata de imponer nada” con la construcción de este centro, sino que, a través de Instituciones Penitenciarias y, muy concretamente, a través del presidente de Infraestructuras penitenciarias, se ha intentado “mantener el diálogo durante años para que hubiera unas propuestas por parte del Ayuntamiento de Valencia”, pero, tal y como ha lamentado, “no ha habido contestación por su parte”.

También ha señalado que el suelo mencionado por el Ayuntamiento ha sido calificado por el propio equipo de gobierno del PP como terciario industrial desde que se inició en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana hace cinco años. “Es decir, que la alcaldesa muestra una vez más sus pocas ganas de dialogar”, ha recalcado Alborch, quien la ha invitado a “establecer el diálogo y la colaboración entre administraciones en lugar de alentar el alarmismo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here