Alboraya y Xirivella intensifican la lucha contra el mosquito tigre con exhaustivos seguimientos a pie de calle

Desde 2009, la presencia del mosquito tigre es estable en la Comunidad Valenciana y, este año, una temporada más, representa una amenaza para la salud pública y un riesgo la temporada turística de decenas de pueblos y ciudades. Esta situación “obliga a instituciones, empresas y ciudadanos a tomar medidas para controlar las poblaciones y la proliferación de este insecto”, apunta Carlos Pérez, Gerente de Servicios en Anticimex España, compañía internacional de control de plagas que está realizando un exhaustivo seguimiento en las localidades de Alboraya y Xirivella.

Ante la proliferación de este insecto, los especialistas de Anticimex recomiendan evitar depósitos de agua, puesto que las larvas de los mosquitos son acuáticas y necesitan de este elemento para criar; respetar a los insectívoros, que de forma natural realizan un control biológico de la población de ésta y otras plagas; mantener limpias, depuradas y cloradas las piscinas, o tapar con telas mosquiteras pozos, la ventilación de las fosas sépticas, cámaras de aire, forjados sanitarios y ventanas, así como controlar que las juntas cierren herméticamente.

Seguimiento exhaustivo, prevención y concienciación

Localidades como Alboraya o Xirivella ya realizan, de la mano de Anticimex, un exhaustivo seguimiento del mosquito tigre a pie de calle, además de campañas de concienciación y educación para la ciudadanía donde se aclaran dudas sobre los potenciales lugares de cría, las medidas más efectivas para protegerse de las picaduras y todas aquellas pequeñas acciones que cada persona puede realizar para evitar la propagación de la especie.

“Ofrecemos un servicio completo y respetuoso con el medio ambiente, sin impacto para la salud de las personas y los animales domésticos basado en tratamientos preventivos”, señala Carlos Pérez. “Un sistema que permiten controlar zonas de riesgo de cría de todo tipo de mosquitos, en áreas exteriores públicas, y trabajar en focos puntuales de cría, en áreas privadas” explica.

Además, esta temporada, la prevención ante el virus zika ha endurecido la campaña contra el mosquito tigre. El virus del zika es similar al dengue o la fiebre amarilla y se transmite tras la picadura de un mosquito del género Aedes. Por el momento, el mosquito tigre es el único mosquito del género Aedes que se conoce en nuestro país y, como señala Pérez, “la población de mosquito tigre en España no se encuentra infectada por el virus zika, por lo que no son transmisores de esta enfermedad”.

Para evitar la introducción del virus zika, Pérez asegura que “es clave vigilar la entrada de mercancías en puertos y aeropuertos, especialmente aquellas que puedan alojar agua en su interior como neumáticos usados o plantas exóticas”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *