Alboraya inicia los análisis de ADN canino y mejora la ordenanza para incluir las sugerencias de los vecinos

0
1542

El pasado martes 14 de febrero tuvo lugar en el Ayuntamiento de Alboraya la jornada de formación de los operarios de limpieza y la policía local, que serán los encargados del seguimiento, envío y cadena de custodia de las muestras de heces caninas para su análisis en el laboratorio. El objetivo es reconocer, mediante su ADN, a que perro pertenece y poder sancionar a su propietario.

En primer lugar, se procedió a la entrega de documentación aportando protocolos de recogida y anexos de la cadena de custodia al personal de limpieza y la policía local. Tras la lectura, el biólogo del laboratorio que analiza las muestras, Manuel Ruiz, pasó a la parte de formación efectuando un simulacro y explicación del procedimiento de recogida de las muestras. En la última parte de la mañana, bajo la supervisión del biólogo y en presencia del personal del Consistorio y de la empresa ADN Perros, se procedió a la recogida de muestras por parte del personal de limpieza y la presencia de la policía local de Alboraya. En total, se recogieron 12 muestras.

Por otra parte, el próximo lunes se lleva a aprobación por el Pleno Municipal una serie de reformas de la ordenanza correspondiente que incluye las sugerencias de los vecinos, sobre todo, en relación a la no obligatoriedad de censar a los animales acogidos temporalmente por voluntarios que pretenden ayudar a las protectoras. La residencia oficial del can se mantendrá en la protectora y con dicha certificación el acogedor se verá eximido de la obligación de censar al animal en periodos de acogimiento de hasta un año.

El Ayuntamiento de Alboraya continuará con las campañas de concienciación sobre la recogida de heces por parte de los propietarios en la vía pública. Según datos de la policía local, se han reducido notablemente los excrementos en las calles como consecuencia de dichas campañas de concienciación. Por otro lado, también se continuará haciendo hincapié sobre la necesidad de inscribir a los animales en el censo canino, lo cual, además de redundar en beneficio de una mejor protección de los animales, permite al Ayuntamiento tomar decisiones más ajustadas en cuanto a equipamientos y limpieza en los barrios del municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here