Fallece a los 73 años el sacerdote y misionero de Alboraya Vicente Estrems

8
294

Alboraya-iglesia-nuestra-señora-asuncion

El sacerdote de Alboraya Vicente Estrems Burgal, que fue párroco en distintas localidades de la diócesis –entre ellas Bonrepòs i Mirambell y Alboraya– y también misionero en Chile, ha fallecido esta mañana en el Hospital Clínico de Valencia, a los 73 años de edad.

La misa exequial por su eterno descanso tendrá lugar mañana, miércoles, a las 17 horas, en la iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Alboraya, su localidad natal, y será presidida por el obispo emérito de Mondoñedo-Ferrol, monseñor José Gea Escolano, al tener previsto el arzobispo, monseñor Carlos Osoro, un desplazamiento mañana a Madrid.

Vicente Estrems recibió la ordenación sacerdotal en Valencia en 1967, e inició su ministerio como párroco en las localidades alicantinas de Alquería de Aznar y Benimarfull, en las parroquias San Miguel Arcángel y Santa Ana, respectivamente.

Posteriormente, trabajó en el Seminario Mayor, de 1970 a 1973, año en que fue nombrado titular de la parroquia Nuestra Señora del Pilar de la localidad de Bonrepòs i Mirambell en la que permaneció hasta 1987.

De forma paralela, fue también arcipreste del antiguo arciprestazgo de San Miguel de los Reyes, de 1977 a 1980; así como miembro del Consejo Presbiteral, de 1979 a 1984.

Igualmente, entre otros cometidos pastorales, se desplazó a la diócesis chilena de Copiapó, como misionero de la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispano Americana (OCSHA) y allí desarrolló durante varios años su labor pastoral a lo largo de dos periodos.

Además, Estrems fue administrador parroquial de Nuestra Señora de Tejeda de Benicalap y párroco en la ciudad de Valencia de Santa Inés Virgen y Mártir de Valencia, y también de San Eugenio Papa.

También fue arcipreste del antiguo arciprestazgo Avenida de Castilla de 2000 a 2003 y adscrito a Nuestra Señora de la Asunción de Alboraya, de 2008 hasta la actualidad.

8 Comentarios

  1. Dia triste y a la vez gozoso. Triste porque perdemos a una gran persona : buen sacerdote, misionero incansable en Chile .Volcado en cada parroquia donde ha trabajado.Hombre de Fe y transmisor del evangelio. Gozoso porque los que hemos tenido la sûreté de conocerte , sabemos que estas descansando al lado de Dios.

  2. Desde aqui : solicitar al Ayuntamiento de Alboraya tenga a bien concéder el nombre de una calle de este pueblo a Don Vicente Estrems un gran sacerdote que hizo tanto bien por todo los habitantes de su pueblo Alboraya. En Paz descanse

  3. se ha ido uno de los grandes entre los grandes, curita vicente, desde el desierto que tú tanto amparaste, aquí en Chile, chañaral

  4. Era un gozo estar junto a él ya que te transmitía su gran humanidad y tuve la suerte de compartir muy buenos momentos siendo el de mayor satisfacción el que fuera quien celebró la misa en las bodas de oro de mis padres. En la celebración de la fiesta del Cristo de 1987 se nos unió como un clavario mas. Como era un gran amante de la música, procurábamos tenerle en nuestro grupo compartiendo momentos muy amenos y agradables.
    Gracias Vicente por haber podido estar junto a ti.

  5. Alguien en Alboraya que me ayude a contactar a la familia por Favor….?

    Yo era chico. Aún vivía en Chañaral y escuchaba de un cura valiente que se enfrentaba a las autoridades que la dictadura de Pinochet instalaba en el puerto. Oía de reuniones clandestinas donde el cura español, el mismo que repudió a Franco en su patria madre, enseñaba y abría ojos y conciencias a un pueblo sometido a punta de botas y fusiles. El mismo que se sentía más chañaralino que muchos que nacieron allá. Que bautizó, casó, y sepultó a tantos de los nuestros. Este cura, al cual considero mi amigo, cada vez que volvía al pueblo me hacía, sin pedirmelo y, sin ser yo creyente, volver a la iglesia. Un lujo escucharlo, mezclando su sermón con pinceladas de historia y pizcas de buen humor. Jamás le tembló la mano y menos la voz para defender y pedir por los que más necesitaban. Años más tarde, y con un 18 años conversado, uní los fragmentos de su historia, su cuna en España, su anecdótica llegada a Chañaral, sus idas y vueltas por este pueblo imantado y entendí la tremenda persona que era, que fue. Partió un buen hombre, de los mejores que conocí. Te quedé debiendo el viaje a Barcelona como te prometí esa última tarde en Flamenco cuando los carmenere no nos dejaban pararnos de la mesa. Una triste noticia saber que ese acento español no nos acompañará más en esos almuerzos eternos. Sea dónde sea que estes cura Vicente, recibe este abrazo de amigo… el abrazo de todo un pueblo que te quiso,te respetó y valoró esa entrega envuelta en jeans, morral y sandalias…

  6. Vicente doy gracias a Dios por haberte visto el día de Jueves Santo cuando tus sobrinos te llevaban a la parroquia, entonces comentaste: que tu primera salida de casa, después de tu ultima estancia en el hospital, tenia que ser una celebración importante de tu fe, fue la primera y la ultima.
    Todavía no he asimilado del todo que ya no te vamos a ver mas, pensaba que estarías siempre a nuestro lado, aunque fuera en la distancia desde Chile, últimamente cuando pasábamos por tu casa intentábamos adivinar tu presencia al otro lado de los cristales del balcón. Vicente tu vida ha sido un regalo para todos los que tuvimos la suerte de compartirla. No te pido que reces por nosotros por que se que lo estas haciendo. Gracias Vicente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here