Albert Rivera o el marxismo de Groucho Marx (I)

0
2778

En una de sus frases más famosas, decía el genial Groucho Marx: “estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”. Pues bien, visto el corto pero controvertido recorrido por España del joven político, Albert Rivera, le viene a uno rápidamente a su mente esa maravillosa y lapidaria frase de Groucho cuando observa detenidamente el ‘zascandileo’ y ‘trompeteo’ político de este muchacho catalán a la conquista de la piel de toro, ofreciendo ideas y programa ideológico de lo más diverso e incluso en ocasiones antagónico, dependiendo del marchamo o tinte del comprador de la mercancía en venta.

Primero, fue el PSOE de Pedro Sánchez, el primer receptor de las ofertas de este chico con cara de bueno de película romántica, para después lanzarse definitivamente a los brazos, o más bien a las barbas del ínclito Mariano Rajoy, y todo su nido de gaviotas peperas. Haciendo constar, eso sí, que lo hacía como ‘buen patriota’, en nombre y a favor de la estabilidad de España. Todo ello, en una especie de cabriola de medio tirabuzón, como lo haría en el cielo un consumado piloto de la RAF.

Desde luego este muchacho con pico de oro y verbo fácil, con sus manifiestas extravagancias ideológicas, no solo no deja boquiabiertos, cada día mas, a todos aquellos que le venimos siguiendo la pista política, sino que igual y alarmantemente viene provocando dichos hitos de estupefacción a los mismos intelectuales y hombres  sabios que, en su día, apostaron por él para que encabezara un proyecto regenerador, centrado y moderno, claramente posicionado en el denominado espacio de centroizquierda.

Hace unos días, en el diario El País, el nada sospechoso profesor Félix Ovejero, uno de los firmantes del llamado ‘manifiesto de los intelectuales’ que dió origen a Ciudadanos, junto con el catedrático de Derecho Constitucional,   Francés de Carreras; el académico Félix de Azua; y el dramaturgo Albert Boadella, entre otros, fue quien dio la voz de alarma en un magnifico y versado artículo, sobre la torcida y angosta deriva hacia la derecha más rancia, que está tomando la formación naranja de Rivera y Cía, abandonando totalmente los principios ideológicos y constituyentes que dieron vida a esta formación.

Decía en síntesis, no sin razón, el profesor Ovejero, que no se puede abandonar la formula ideológica constituyente de Ciudadanos, del socialismo democrático y el liberalismo progresista, para venderse ahora, a falta de otros contenidos ideológicos y programáticos más profundos, dentro de un paraguas de simples obviedades que casi nadie de la gran mayoría de partidos políticos pone actualmente en tela de juicio, como es el liberalismo progresista, así como simplemente ser demócrata y constitucionalista.

Los que ya peinamos alguna que otra cana, pensamos que a este joven muchacho le está sentando muy mal el empacho de su rápido ascenso político, gracias fundamentalmente a esa carta o minuta de fáciles y repetitivos chascarrillos, destilados, eso sí, con la soltura de quien posee un pico fácil y un verbo bondadoso hacia una fluidez verbal totalmente baja en contenidos y poder ideológico.

Y a todo esto, podríamos sumarle, según todos los datos que nos llegan de primerísima mano,   el autentico y demencial desbarajuste orgánico  que sufre internamente este partido prácticamente desde su fundación, donde absolutamente toda la nomenclatura que rige la organización, esta nombrada directamente por el dedo divino de su Líder  Supremo, Albert Rivera. Organización compuesta en su gran mayoría por un amplio retalero de otros partidos, sobre todo del PP, y donde no se mueve ni una silla sin que su Líder Supremo no se entere y de su aprobación.

Según un grupo cualificado de críticos al oficialismo, denominados  “tóxicos” por este, han llegado a comparar, no sin cierta guasa e ironía, los métodos internos empleados en  Ciudadanos, a los empleados en la Corea del Norte de ese otro gran Líder Supremo de peinado refinado, como es Kim Jong-Un.

Pero lo más alarmante en el interior de esta formación, según estas mismas voces críticas, es que de cara a su próximo congreso constituyente a nivel nacional, se estén apartando y borrando de todos los chats internos del partido, para que no puedan comunicarse, a todas  aquellas voces discrepantes o críticas al Líder Supremo, a través del trabajo subterráneo y solapado de una  comparsa de “conmilitones”, “palmeros” y “corifeos” fieles a la sacristía oficialista que, por lo visto, esperan ser premiados  con las prebendas y recompensa  que, en un futuro, pudiera concederles su Líder Supremo por los ”servicios” prestados.

Por otro lado, no se entiende muy bien, en un autentico atentado a la inteligencia ajena, como es posible que desde el aparato oficial  se este vendiendo que el censo del partido sea de  30.000 militantes, cuando en los últimos meses ha habido un autentico aluvión de bajas voluntarias y expulsiones de críticos “tóxicos”. Y, sobre todo, cuando en las primarias para elegir a los compromisarios del próximo congreso, solo han votado poco más de 7.000 militantes. Lo cual, esto solamente podría interpretarse como que desde el aparato, o bien están mintiendo descaradamente a los medios de comunicación en cuanto a las cifras censales, o bien, que el próximo congreso será un autentico fracaso y manifiesto fiasco, dado que solo habrían votado para  elegir a los compromisarios de dicho congreso,  solamente el 20% de la “declarada afiliación oficial”  de 30.000 militantes. Ahí dejo el dato.

José Antonio Sorzano | @JoseSorzano | Periodista y abogado | Foro de Opinión Salvador de Madariaga

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here