Quantcast

Albal priorizará el gasto social en los presupuestos de 2016

Los Presupuestos Generales Municipales para 2016 fueron aprobados este lunes en sesión plenaria extraordinaria con el apoyo de los concejales del grupo municipal socialista y el concejal de Compromís, contando con el voto en contra de Somos Albal, Ciudadanos, Coalició Avant y Partido Popular.

Unos días antes, el alcalde de Albal, Ramón Marí, ya presentó a los vecinos de Albal los Presupuestos Generales del ayuntamiento, en un acto celebrado en la Casa de Cultura, con el objetivo de explicar las cuentas municipales y dar respuesta a las dudas y sugerencias que los asistentes quisieron plantear al primer edil y a su equipo de gobierno, antes de que el pleno municipal diera su aprobación.

Albal. Presentacio Pressupost

Estos presupuestos contarán con una partida de gastos e ingresos de 9.152.452.99 euros, 197.953 euros menos que en 2015.

Por capítulos, los gastos se reparten en gastos de personal con 4.745.250,68 euros, bienes corrientes y servicios con 3.059.002,02 euros, gastos financieros con 128.356,40 euros, transferencias corrientes (subvenciones) con 569.600 euros, inversiones con 145.644,95 euros y pasivos financieros (amortización de préstamos) con 504.598,94 euros.

En cuanto a las áreas funcionales de gasto, Marí explicó que las cuentas municipales “reflejan la voluntad del equipo de gobierno de priorizar aquellas áreas de mayor calado social”. De esta manera, una de las áreas de mayor gasto corresponde a Educación, donde se destinarán 980.586,39 euros, un 10,71% del total del gasto presupuestario. Asimismo, destacan a su vez, las partidas destinadas a Bienestar Social, con un importe total de 613.790,79 euros, con importantes incrementos en algunas de sus partidas, como la asistencia a domicilio de personas dependientes, que ascenderá a 140.000 euros, 50.000 euros más que el año anterior. También el fomento del empleo tendrá una partida importante de 227.332, 51 euros.

Destacan también las partidas destinadas a la dinamización y dotación de la Casa de Cultura y el Casal Jove, con 245.129,18 y 65.253,28 euros respectivamente, que serán gestionados desde la concejalía de Cultura y Juventud perteneciente al único concejal de Compromís que integra el gobierno municipal.

En cuanto al apartado de ingresos, Marí explicó que se “ha querido imponer una visión realista y responsable, evitando una descapitalización de las arcas municipales que pudiera truncar el objetivo de pago a proveedores actualmente que está en torno a los 30 días”. Este hecho se mantiene a pesar de tener una previsión de reducción de los ingresos a través del Impuestos de Bienes Inmuebles de unos 23.500 euros, debido principalmente a que deja de estar en vigor el Real Decreto Ley 20/2011 que obligaba a incrementar el tipo de gravamen del IBI un 6% a los inmuebles de uso no residencial y a la mitad de uso residencial de mayor valor catastral, así como el cambio de calificación del suelo de las unidades de ejecución, que pasan de pagar IBI como urbana a hacerlo como rústica. Además, a este hecho hay que sumarle las consecuencias de la eliminación de la tasa de basura, que mermará el apartado de ingresos en 255.000 euros, aunque supondrá un ahorro de 30 euros anuales a las viviendas del municipio.

A su vez, el presupuesto prevé continuar con la constante amortización de la deuda, que para el ejercicio de 2016 supondrá inicialmente la cantidad de 504.598,94 euros, lo que supone casi dos millones de euros de deuda amortizados en el periodo 2014-2016.

 


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *