Quantcast

Aigües de l’Horta inicia las obras en la calle Santa Teresita a través de tecnología sin zanja

La concejala de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Torrent, Inmaculada Amat, y el gerente de Aigües de l’Horta, Salvador Santamaría, junto a varios técnicos municipales y de la compañía gestora del ciclo integral del agua, han visitado las obras de rehabilitación de 46 metros de tubería de alcantarillado en la calle Santa Teresita de Torrent mediante una nueva tecnología sin zanja. Esta rehabilitación del colector se debe a la existencia de varias grietas en la tubería de hormigón que estaban provocando filtraciones al terreno y a los sótanos de algunas edificaciones.

tecnologia-sin-zanja-aigues-de-lhorta-torrentLa novedad de esta actuación es que se está realizando a través de una tecnología que no requiere realizar apertura de zanja para la ejecución de los trabajos. Las ventajas de este novedoso método frente a la rehabilitación tradicional es que permite reducir tanto el tiempo de la actuación, como las molestias originadas a los usuarios y vecinos de la calle, evitando la rotura del pavimento, eliminando el ruido, la generación de polvo, disminuyendo la ocupación de espacios públicos, por lo que tendrá una menor afección al tráfico rodado, etc.

Además, se trata de un sistema más respetuoso con el medio ambiente que la tradicional de excavación a cielo abierto, ya que tanto los materiales utilizados como los procesos tienen un rendimiento medioambiental más sostenible. No se generan residuos ni escombros y el gasto energético es inferior al del método tradicional.

En concreto, estos trabajos consisten en la instalación de una manga continua de fibra de vidrio de diámetro de 400 mm, impregnada con una resina Epoxi cuya finalidad es formar un nuevo tubo sin juntas que se introduce de pozo de registro a pozo de registro. La manga se utiliza como revestimiento interior de la tubería a reparar, y se introduce en la misma por reversión con presión de agua. Para asegurar la adherencia de la manga y resina a las paredes del tubo, y que esta cubra las grietas existentes formando un nuevo colector, se utiliza agua a presión a elevadas temperaturas que ayudará al proceso de fraguado.

Esta nueva tecnología garantiza la estanqueidad del colector ya que el nuevo tubo es de una sola pieza, sin juntas interiores además de disponer de una alta calidad comprobada a largo plazo, estimándose que la vida media del material es de 70 años. El presupuesto de la obra es de 15.730 euros y el plazo de ejecución de tan solo dos días, no llegando siquiera a cortar el tráfico en la calle Santa Teresita gracias a la nueva tecnología empleada.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *