Agua, educación, cultura y Monarquía centran el debate plenario más largo de la legislatura

0
56

La política hidrológica nacional, el sistema educativo, las ayudas autonómicas para el fomento del teatro o las ayudas municipales para los emprendedores del municipio fueron algunos de los temas que se debatieron en el pleno del Ayuntamiento de Burjassot más largo de toda la legislatura. Cuatro horas y medio de debate en los que se abordó, incluso, la dicotomía Monarquía-República.
Menos público del habitual asistió a la sesión plenaria del mes de febrero en la que, entre variopintos temas de debate, el alcalde, José Luis Andrés Chavarrías, insinúo su posible candidatura en las elecciones de 2011 con un enigmático “a lo mejor en los próximos años sigo yo gobernado”. La expresión levantó algún que otro murmullo entre los asistentes aunque quizá, el fragor del debate hizo al primer edil olvidar sus verdaderas intenciones. En cualquier caso, habrá que esperar.

Las mociones de los distintos grupos políticos centraron la sesión plenaria que acabó batiendo el récord de duración de toda la legislatura. Seis mociones del PSPV, dos del PP, una de EU, otra del Bloc y otra del concejal no adscrito Julio Talavera obligaron a dar por finalizado el pleno ordinario pasada la medianoche y a convocar uno extraordinario para acabar con el orden del día que llegó a su fin a las 1.30 horas.

Esta maniobra permitió, además, que pudiera debatirse y aprobarse una modificación presupuestaria que no había pasado por comisión y, por lo tanto, no podía llevarse a un pleno ordinario pero sí a uno extraordinario, un hecho que provocó desconfianza en el PP quien había advertido, al inicio de la sesión, de la necesidad de que el punto pasara por comisión.

El PSPV llevó al pleno varias exigencias dirigidas a la Generalitat. Entre ellas, la exigencia de retomar los proyectos que son de su competencia y que tiene paralizados en el municipio como el centro de salud, el soterramiento o el San Juan de Ribera. La propuesta recibió el apoyo de todos los ediles y la abstención del PP.

El mismo resultado obtuvieron las mociones socialistas sobre la petición al Gobierno valenciano para que se adhiera al proyecto Escuela 2.0 y la que le solicitaba incluir el servicio de Ayuda a Domicilio del municipio en la Red de Centros y Servicios Públicos de la Conselleria de Bienestar Social.

También se abstuvo el PP en la votación de la moción contra la nueva orden del Circuit Valencià de Teatre i Dansa que sí apoyaron Bloc, EU y el concejal Julio Talavera. La portavoz del PP argumentó que la orden se modificaba para poder dar entrada a más municipios y que ampliaba el máximo de la subvención hasta los 20.000 euros por lo que el cambio “no suponía ningún problema”.

Sin embargo, la concejal de Cultura, Sonia Blasco, alertó que la entrada de más municipios sin incrementar la dotación económica para el circuito implicará menos dinero para los ayuntamientos y añadió que, el problema, es que con la orden nueva, los consistorios tienen que adelantar el dinero de la contratación “y no saben cuánto del total les subvencionará la Generalitat”.

Agua, Monarquía…

Tanto el PSPV como el PP presentaron mociones relacionadas con la política hídrica respecto a los trasvases que afectan a la Comunitat Valenciana como el Tajo-Segura y el Júcar-Vinalopó, ocasión que aprovechó el portavoz del Bloc, Jordi Sebastià para denunciar la dualidad de opiniones de los dos partidos mayoritarios según si son de Castilla La Mancha o de la Comunitat Valenciana.

Superado uno de los debates nacionales por excelencia, llegó el turno de EU y su moción para pedir que la Casa Real haga públicas sus cuentas. Después de un debate sobre la Monarquía, el edil de EU consiguió el apoyo de Bloc y PSPV para sacar adelante su moción aunque nada garantiza que la Casa Real acceda a sus deseos.

Para el PP, está moción era “poco elegante” porque, en la exposición de motivos, alegaba una supuesta fortuna del Rey que “no está contrastada” y, además, pedía que se pagar la seguridad y los viajes, algo que, según los populares, “debe financiar el Gobierno porque es el Jefe de Estado”.

…y falta de aparcamientos

Los grupos municipales del PSPV, Bloc y EU también dieron su apoyo a una moción presentada por el concejal Julio Talavera, en la que el PP se abstuvo, sobre la falta de aparcamientos en la zona de la plaza de la Concordia. Entre las propuestas de Talavera se encontraba la de crear un banco de propietarios de plazas de garaje dispuestos a compartir su aparcamiento en aquellas horas del día que lo tuvieran libre a cambio de un alquiler.

La moción también incluye el compromiso de estudiar la viabilidad de que los solares privados puedan cederse como aparcamientos mientras los propietarios no vayan a edificar en ellos.

Un paso más para el Burjabike

Entre los temas tratados en el pleno, también se aprobaron, por unanimidad, las bases reguladoras del servicio de préstamo de bicicletas Burjabike que será gratuito y tendrá cuatro puestos de recogida de bicicletas ubicados en la estación de Burjassot-Godella, en el polideportivo, en el pabellón cubierto y en la facultad de Farmacia, según consta en la página web del servicio (www.burjabike.com).

Por otra parte, se aprobaron las bases reguladoras del concurso de programación para la adjudicación del PAI de Eroski. En este punto, el PP votó en contra alegando que el expediente estaba incompleto pues faltaban los informes técnicos y jurídicos. Desde el equipo de Gobierno se justificó su ausencia por un problema informático pero la portavoz popular, Cristina Subiela, consideró que se trataba de una “tomadura de pelo” más y anunció el voto en contra de su grupo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here