Agentes de la Policía Nacional salvan la vida de una madre y su bebé en un incendio en Paterna

0
89

Policia NacionalAgentes de la Policía Nacional adscritos a la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Paterna salvaron ayer la vida de una madre y su bebé de 20 meses en un incendio producido en el edificio donde residían en Paterna. Uno de los policías, con el bebé en brazos, los evacuó del inmueble antes de que llegaran las dotaciones de bomberos, ya que habían quedado atrapados en el rellano de la primera planta debido al humo.

Además, el inquilino de la vivienda incendiada tuvo que ser trasladado a un hospital por quemaduras en sus pies.

Los hechos ocurrieron sobre las 16:30 horas cuando varios vecinos acudieron a la comisaría del municipio alertando de que en una vivienda de la calle Enric Valor se había producido un incendio y en cuyo interior se encontraban varias personas pidiendo auxilio.

Inmediatamente varios agentes se acercaron al lugar, observando desde la calle como salía gran cantidad de humo de dos viviendas del primer piso, mientras varias personas pedían ayuda desde un balcón. Al mismo tiempo, desde la Sala 091 se solicitaba bomberos y servicios sanitarios.

Uno de los agentes accedió al edificio, mientras que el agente que quedó en la vía pública observó a una mujer con un bebé de meses en sus brazos pidiendo auxilio.

El policía que entró en el edificio subió rápidamente a la primera planta y tras abrir la puerta corta incendios se encontró el lugar inaccesible debido a la gran cantidad de humo. El agente con grandes dificultades de visión utilizó su gorra para intentar filtrar el aire y poder respirar mejor, tratando de llegar al lugar donde una mujer pedía insistentemente auxilio.

Ante la situación de grave riesgo para las personas atrapadas y al no haber llegado los bomberos todavía, el policía trató de localizar la vivienda de donde procedían los gritos de socorro.

Con gran dificultad halló a una mujer que llevaba a un bebé de unos 20 meses en sus brazos y que se encontraba en un estado de bloqueo. El policía, cogió al bebé en sus brazos, cubriéndolo con una toalla, a la vez que dio instrucciones a la madre para tratar de calmarla, consiguiendo que todos salieran sanos y salvos del edificio.

El resto de agentes que acudieron al lugar, desalojaron el edificio y alrededores por prevención. También se encargaron de auxiliar al morador de la vivienda donde se produjo el incendio hasta la llegada de los servicios sanitarios, que tras la primera asistencia en el lugar lo derivaron a un hospital de Valencia debido a las quemaduras que presentaba en sus pies.

Los policías actuantes y algunos vecinos, debido a la excesiva inhalación de humo sufrida, fueron atendidos in situ por los servicios médicos que acudieron al lugar.

Una vez extinguido totalmente el incendio, los bomberos aconsejaron a los propietarios de las viviendas no pasar la noche en el interior de las mismas debido al fuerte olor a gas que había.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here