Adivina, adivinanza

0
258

Hoy va la cosa de juegos. A ver si adivinan de qué país les hablo.

casa_real-1-640x640x80

Este país tiene dos reyes. El padre, que fue rey muchos años gracias a un dictador que un buen día decidió ponerlo a reinar cuando él falleciera, hizo y deshizo a su antojo, siempre con el beneplácito de los demás poderes del Estado y el silencio de los medios de comunicación. Sin embargo, en sus últimos años de reinado, se vio salpicado por ciertos escándalos –relacionados con elefantes, consortes y ciertas denuncias de supuestos hijos ilegítimos- que lo obligaron a abdicar a regañadientes para que en ese país los ciudadanos no pensaran que un sistema republicano tal vez sería mejor que una monarquía parlamentaria.

Su hijo cogió las riendas enseguida, pero sin preguntarle nada a los ciudadanos, no fuera que la gente pensara que sería mejor elegir al jefe del Estado mediante unas votaciones. El nuevo rey es joven, se deja barba y está casado con una mujer separada cuya familia es republicana. Como ven, todo muy moderno. El nuevo rey no deja de dar discursitos a todo aquel que quiere escucharle, y todo el mundo le aplaude y comenta lo campechano que es.

Rajoy. RNE

En ese país también hay un Gobierno que es el que rige los destinos de los ciudadanos, ya que en ese país el rey reina pero no gobierna. Como ven, todo muy moderno. Ese Gobierno lo eligen los ciudadanos tras unas elecciones, y se compone de un presidente y los ministros. El presidente actual de ese país es un señor que sólo sabe hablar en público cuando lee, y normalmente no acepta preguntas de los periodistas, ya que gusta de hablar por un monitor de plasma. Sus ministros tampoco pasan desapercibido, unos más que otros. El de Hacienda va tan sobrado que habla a los demás como si fueran discapacitados mentales. Luego hay otro que iba de progre pero que se alió con la derecha más reaccionaria del país –incluida la Jerarquía Católica-. Luego, la ministra que se encargaba del Empleo hacía muy bien su trabajo ya que en ese país había casi seis millones de personas sin trabajo; se encomendaba a la Virgen del Rocío, pero se ve que la Virgen sigue de vacaciones desde entonces. Además, el ministro que se encargaba de la Educación y la Cultura pensó que era mejor que estudiaran carreras universitarias los que tenían más dinero, y rebajó el dinero destinado para las becas. El ministro encargado de la seguridad del país decidió que era muy guay poner cuchillas muy afiladas en las fronteras para que los vecinos moros de ese país no lo invadieran. Además, le gustaba que su Policía diera ostias a la gente cuando se manifestaba.

En ese país también hay Órganos y Consejos Consultivos, tanto públicos como en empresas privadas, donde van a parar los ministros y presidentes del Gobierno ya jubilados. En ese país lo llaman algo así como “puertas giratorias”. Y aunque no trabajan mucho e incluso algunos se aburren, pues siguen yendo por no hacer un feo, no sea que los que los han puesto allí a dedo se enfaden.

elecciones-papeletas

En ese país se celebran elecciones cada cuatro años en las que la gente elige a los partidos políticos que los representarán en el Parlamento. Hay dos muy importantes que se alternan en el poder. Uno que dice que es de centro –pero que en realidad es de derechas- y otro que dice que es de izquierdas, pero que sólo lo dice, porque a la hora de actuar le entra miedito, y lo camufla con un supuesto sentido de la responsabilidad a la hora de gobernar. A estos dos partidos les gusta jugar a que se odian a muerte. Se dicen cosas muy feas en público, pero en privado son capaces de modificar las leyes más importantes del país en menos de dos semanas y en verano. En público defienden la inviolabilidad de esas leyes, y tachan de locos a todos aquellos que piensan que esas leyes y decretos pueden y deben revisarse. Total, que a los poderes financieros de ese país se la suda cuál de los dos partidos esté en el Gobierno, porque esos poderes financieros, después de recibir cantidades ingentes de dinero público para su rescate, echan a la gente de sus casas porque no pueden pagarlas, y ya se sabe que en la cuenta de resultados es más rentable que los pobres vivan bajo un puente.

Este país está organizado en comunidades autónomas. Diecisiete nada menos. Hay comunidades autónomas que están a gusto con el sistema actual, pero hay otras que no tanto. Éstas últimas son las que le provocan picores y urticaria a la gente del actual gobierno. Pero no crean que los gobernantes de esas autonomías son santos varones. Hay uno en concreto que ha aprovechado el crecimiento de ese sentimiento de incomodidad en la convivencia con el Estado para envolverse en su bandera y ser el mayor independentista de todos. Ya ven, la derecha de esa autonomía es capaz de decir cualquier cosa para mantenerse en el poder. Así desvía la atención de todos los recortes que ha hecho en derechos y prestaciones sociales. Ahora la gente se manifiesta por su derecho a decidir, el Gobierno Central se envuelve en la ley y ya tenemos un conflicto que aprovechan tanto el presidente del Gobierno Central como el de esa comunidad autónoma para que los ciudadanos no vean que nadan en la mierda y que cada vez tienen menos derechos.

Los ciudadanos de ese país, tras años de crisis económica, comienzan a espabilar. Están hartos de ver como se quedan sin trabajo, como les recortan en educación y sanidad con la excusa de la crisis, como el sistema tradicional hace aguas pero nadie se atreve a cambiarlo. Comienzan a demandar más responsabilidades a sus gobernantes y comienzan a organizarse, son más exigentes. Los partidos que antes eran morralla comienzan a dejar de serlo, y aparecen otros nuevos, que son atacados por todo el sistema tradicional y corrupto, incluido ese gran partido que dice que es de izquierdas.

Este país, sin embargo, es muy bonito, porque hay fiestas y se baila algo que se llama flamenco. También hay toros, a los que se les tortura y agrede tanto en plazas para torearlos como en pueblos, y hay gente a la que le gusta eso. Incluso hay una localidad en ese país en la que lancean a un toro, y eso es guay porque así se demuestra que eres muy hombre y así se guardan las tradiciones. Como ven, todo muy moderno.

¿Saben ya de qué país les hablo?

Raúl Tárrega Moya | Periodista |  @RaulTarrega | Creador del blog Desde mi Butaca

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here