Los actos vandálicos obligan a instalar cámaras y verjas en 2 áreas recreativas de Torrent

0
3028

El Ayuntamiento de Torrent está realizando diferentes actuaciones en las áreas recreativas de la Marxadella i la Canyada del Conill con el propósito de aumentar la seguridad de ambas instalaciones, así como para acabar con posibles actos vandálicos.

paelleros el vedatCon un presupuesto de 35.000 euros se están realizando diferentes trabajos de mejora en ambas zonas naturales y de recreo, entre las que destaca el cerramiento y vallado completa de las áreas para mayor seguridad, así como separar la zona pública de la privada. El área recreativa de la Canyada del Conill se ha delimitado un vallado de madera de 380 metros lineales y 250 en la Marxadella.

Otra de las medidas y novedades es la instalación de una cámara de seguridad en la Canyada del Conill, que cumplirá una doble funcionalidad: por un lado, se utilizará como dispositivo de videovigilancia, para evitar actos de vandalismo y el deterioro de las instalaciones municipales existentes, en especial en la caseta-refugio; por otro lado, “servirá de apoyo al resto de cámaras y equipos instalados dentro de la zona de El Vedat para la protección frente a incendios forestales, en el marco del sistema Senticnel”, según ha destacado la concejala de Medio Ambiente, Inma Amat.

La cámara se ha instalado sobre un poste-báculo a una altura de 9 metros, con visión de 360º en horizontal y dispondrá de visión nocturna. Contará con accionamiento y control remoto a posiciones. Además, se desarrollará un sistema de control automático de manera que la cámara emita alguna señal de alarma a las autoridades competentes si se detecta algún movimiento en la zona de control que se defina alrededor del refugio.

Complementando estas actuaciones, se renovará e incrementará parte del mobiliario de bancadas y mesas, así como finalizará la instalación del sistema de cierre de los paelleros del área de la Marxadella, del mismo modo que se llevó a cabo hace unos días en el área recreativa de la Canyada del Conill, donde se han instalado unas puertas-rejas abatibles de seguridad para permitir cerrar los paelleros en los momentos en los que se declare el nivel de preemergencia  3  de riesgo de incendio.  De esta forma desde la Delegación de Medio Ambiente se pretende conseguir prevenir el peligro ante un posible incendio y asegurar que no se hace uso de las zonas de fuego de las áreas en días de alerta extrema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here