Acepta cumplir 13 años de cárcel por matar a su padre para robarle joyas en Alfafar

0
43

Un preso en tercer grado ha aceptado este martes cumplir una pena de 13 años y medio de prisión por matar a su padre para robarle joyas, tasadas en 712 euros, su cartera y la cartilla bancaria. El hombre, de 47 años, en su declaración ante el tribunal de la sección cuarta de la Audiencia Provincial se ha limitado a reconocer los hechos que ocurrieron en agosto de 2008 en la residencia de la víctima, en Alfafar.
Inicialmente, el Ministerio Fiscal pedía para este hombre una pena de 25 años de cárcel por un delito de asesinato y otro de robo con violencia con uso de arma, aunque, finalmente, se ha llegado a un acuerdo con la defensa del acusado por el que ha rebajado la pena hasta los 13 años y medio al modificar los delitos. Así, se le ha acusado de un delito de homicidio y de otro de robo con violencia pero con la circunstancia atenuante de drogadicción.

Durante la vista, los guardias civiles han ratificado los atestados y los informes periciales, mientras que los familiares del acusado –su hijo y sus hermanos– han preferido no declarar. No obstante, su sobrina y nieta de la víctima, sí ha querido dejar constancia de que su abuelo tenía joyas, algunas de las cuales, como un crucifijo con una cadena, “las llevaba encima”.

El hombre, de unos 47 años, se encontraba en el momento de los hechos en régimen de tercer grado, pernoctando los fines de semana en el domicilio de su hijo, ubicado en el municipio valenciano de Catarroja, por una condena de 11 años y dos meses de cárcel que cumplía en el centro penitenciario de Picassent.

A finales del mes de julio, salió de esta vivienda sin que se volviera a saber nada de él ni por parte de los responsables del centro penitenciario ni por parte de su hijo, y se puso en contacto con su padre, de unos 67 años, y se fue a vivir con él a su domicilio de Alfafar.

Allí, entre las 12 horas del 2 de agosto de 2008 y las 4 horas del día 3, el hombre, con la intención de apoderarse de varios objetos de valor, propinó a su padre 51 heridas con un objeto punzante que podría ser un destornillador o unas tijeras, lo que le causó posteriormente la muerte.

El hombre, tras haber matado a su padre, se apoderó de una pulsera de oro, de una cadena de oro con colgante de un cristo de Dalí, un anillo de oro, su cartera y la cartilla bancaria, objetos que han sido tasados en 712, 18 euros.

El acusado fue detenido sobre las 20.30 horas del día 7 de agosto en la Plaza de la Virgen de Valencia y en ese momento no llevaba encima los objetos que le quitó a su padre. Los familiares de la víctima no han reclamado ningún tipo de indemnización por estos hechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here