Acepta 15 años por matar de una puñalada en el corazón al dueño de un bar de Torrent

0
67

Un hombre ha aceptado hoy una pena de 15 años de prisión por la muerte en septiembre de 2010 del propietario de un bar de la localidad valenciana de Torrent al que apuñaló por sorpresa en el corazón cuando éste se disponía a cerrar el local.
El juicio con jurado celebrado hoy en la Audiencia de Valencia se ha resuelto con la conformidad de las partes, después de que el acusado, en prisión desde su detención, haya reconocido los hechos en la sala.

A pesar de que el procesado ha manifestado al tribunal no recordar con claridad el suceso, “debido a las pruebas” existentes contra él, testigos presenciales entre ellas, ha aceptado la autoría de un delito de asesinato.

Además de cumplir prisión, Brahim H., de 43 años y natural de Marruecos, deberá indemnizar con 150.000 euros a la mujer y a la hija de la víctima, de 55 años, según reclamaba la acusación particular.

La conformidad alcanzada ha supuesto la rebaja al mínimo legal establecido para el delito de asesinato -15 años- de la pena solicitada inicialmente para el acusado por la fiscal (18 años de cárcel) y la acusación particular (20).

El suceso tuvo lugar sobre las 23.30 horas del 13 de septiembre de 2010, cuando, por causas que no han sido determinadas, el procesado se aproximó al Bar San Valeriano, en Torrent, y apuñaló con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones al hombre que regentaba el local cuando éste se hallaba cerrando.

Un vecino de la localidad presenció los hechos y los denunció a una patrulla policial que se hallaba casualmente cerca del lugar y que detuvo de inmediato al sospechoso.

La víctima fue trasladada primero al ambulatorio de Torrent y posteriormente al Hospital La Fe de Valencia, donde falleció.

La autopsia revela que Francisco A. sufrió un shock hipovolémico postraumático como consecuencia de una herida de arma blanca en la zona torácica, a la altura del corazón.

Los informes periciales concluyen que la agresión tuvo lugar de forma sorpresiva, dado que la víctima no presentaba heridas en manos o brazos que indiquen que se defendiera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here