Quantcast

Aceite de argán, la última fórmula contra el envejecimiento

aceite de argánEn pocas palabras, hablar del aceite de argán es sinónimo de belleza y juventud gracias a la gran cantidad de antioxidantes, vitaminas y propiedades con que cuenta el llamado oro líquido marroquí. Las aplicaciones del argán en Marruecos, lugar del que proviene esta maravilla, son tan variadas que resulta difícil el intentar enfocarlo en un solo modo de uso pues se aprovechan sus ventajas en el cuidado de la piel, cuerpo y cabello, por mencionar algunos usos.

Atendido el hecho de tener el argán tantas propiedades es que se tuvo que innovar en su producción para que en el proceso en que se obtiene el fruto al envasado como aceite no se perdieran, y ello se consiguió mediante la llamada “presión en frío” que permite que conserve todos su nutrientes sin ningún tipo de alteración.

Es importante el que, al comprar el producto envasado, se revisen los sellos para estar completamente seguros de que ese aceite no pasó por pesticidas ni ningún tipo de químico, pues en formato de aceite vegetal es el único que puede consumirse.

¿Qué contiene y para qué sirve el aceite de argán?

A modo de resumen puede señalarse que su contenido posee un 38% de ácido linoleico (Omega 6) y un 55% aproximadamente de ácido oleico (Omega 9), ácidos grasos insaturados, escotenol, esterol, tocoferoles y antioxidantes. Con esta composición el uso de aceite de argán aporta elasticidad e hidratación en la piel, además de reparar y regenerar la piel dañada o maltratada.

Basándonos en sus propiedades, se recomienda el que se utilicen apenas dos gotitas para pieles maduras secas o deshidratadas, pues su absorción es extremadamente rápida. También se recomienda para aquellas pieles que han sufrido quemaduras, tienen cicatrices e incluso para manos y labios agrietadas o partidas respectivamente.

Quienes obten por la modalidad de consumo, el aceite de argán les ayudará a mejorar el pelo, la piel y las uñas inclusive. Se ha constatado además que el argán cuenta con propiedades antiinflamatorias por lo que es bueno para los dolores.

Si lo que se quiere es frenar el envejecimiento, la cantidad de antioxidantes que posee el aceite de argán permite rejuvenecer la piel al punto de restaurar muchas zonas del cuerpo donde los años no han pasado en vano como la cara, por ejemplo.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *