Acaip denuncia que una interna “muy peligrosa” amenazó de muerte con un cristal a las funcionarias de la cárcel de Picassent

0
79

Una interna “muy peligrosa” amenazó de muerte en la mañana de ayer miércoles con un cristal a las funcionarias de servicio y provocó destrozos en el módulo de internas en Primer Grado del Establecimiento Penitenciario de Picassent , según ha informado Acaip en un comunicado.
Los hechos sucedieron cuando la interna, que se encontraba disfrutando de su tiempo de patio, exigió al Auxiliar de Enfermería que le entregara más medicación de tipo psiquiátrico, y ante “la lógica negativa” de la funcionaria, ya que solo el médico puede prescribirla, “le escupió a la cara”.

A continuación, la interna rompió un cristal de la puerta del patio, “intentando hacerse fuerte con el mismo y amenazando de muerte a las funcionarias de servicio”. Ante la gravedad de la situación, tuvieron que acudir funcionarias de servicio en otros departamentos para poder reducir a la interna, que se mostraba “muy agresiva”, según la misma fuente.

Asimismo, se le retiró numerosa medicación de tipo psiquiátrico que se desconocía si era de la que tiene prescrita o se la había arrebatado a otra interna. Esta interna es “altamente conflictiva” y ha protagonizado numerosos incidentes en distintos centros penitenciarios, entre ellos agresiones a funcionarias, agresiones a otras internas, instigamiento a protagonizar desordenes colectivos, extorsiones a otras internas.

Así, en abril del 2009 agredió a una funcionaria rompiéndole un plato en la cabeza, produciéndole numerosas heridas, hechos por los que está pendiente de juicio. Además, en julio de 2012 propinó una patada en el estómago a otra interna, porque según ella “la estaba molestando mientras hablaba por teléfono”.

Por tood ello, desde Acaip inciden en que “se trata de una interna totalmente inadaptada no sólo al régimen de vida ordinario, sino también al de las internas más conflictivas, siendo un peligro tanto para las funcionarias como para el resto de internas”.

Sin embargo, dicha interna ha sido objeto de una especial “protección” desde determinados ámbitos del Centro, y se “le han tolerado hechos que no se hubieran consentido a ningún otro interno, tales como no aplicación de limitaciones regimentales cuando ha protagonizado incidentes, entrega de un televisor del centro a su ingreso”, añaden.

El problema que existe con este tipo de internas es que solamente hay tres centros en España que dispongan de módulos para albergarlas Brieva (Ávila), Albolote (Granada) y Picassent, por lo que cuando una interna provoca un incidente muy grave “se la va trasladando de un centro a otro, pero a los pocos meses vuelve a coincidir con las funcionarias con las que ha protagonizado incidentes”, critican.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here