Abierto al tráfico el acceso norte a las urbanizaciones, con el nuevo puente sobre el barranco Pascual

0
39

El Ayuntamiento de Puçol ha abierto al tráfico el puente sobre el barranco Pascual en el Camí Molí de Vent. La obra comenzó el pasado otoño, financiada íntegramente por el Plan E del Gobierno estatal, y supone garantizar la seguridad del acceso norte a las dos urbanizaciones de Puçol, Alfinach y Los Monasterios, incluso en época de lluvias.
Mientras políticos y técnicos municipales trabajan contrarreloj para preparar los distintos proyectos que han de presentar antes del 4 de febrero al segundo Plan-E (Fondo Estatal de Inversión Local para fomentar el empleo en las administraciones locales), los resultados del primer Plan-E comienzan a ser disfrutados por todos los vecinos.

En Puçol, primero fueron las aceras del casco antiguo, después las pistas de pádel en el Polideportivo y, desde el 7 de enero, las urbanizaciones ya tienen un nuevo acceso fiable, que no se inunde en las épocas de lluvia gracias al puente construido sobre el barranco Pascual.

Según el concejal de Urbanismo, Juan Manuel Busto, esta nueva infraestructura “es la solución a un problema histórico” y añade: “No sólo es una garantía para el tráfico rodado, sino también para los peatones y los ciclistas, puesto que incluye una ancha acera y un carril bici”.

Para evitar las inundaciones, Vialobra, que ha sido la empresa encargada de realizar la obra, ha construido un puente que supera el barranco con un galibo de 2, 5 metros de altura y una anchura de 7 metros para los dos carriles del tráfico rodado, además de los 4 metros de la acera, parte de la cual puede ser habilitada como carril-bici.

Llanos Martínez, jefa de la obra, destaca el esfuerzo que ha tenido que realizar la empresa para poder cumplir los plazos “ya que al principio invertimos casi tres meses realizando gestiones con la Confederación Hidrográfica del Júcar para poder edificar sobre un barranco que es de su competencia”. Por su parte, el director de producción de Vialobra, Pedro Lajara, subraya que el proyecto estaba previsto para finales de año “y se ha abierto al tráfico en la primera semana de enero, además, ajustándonos escrupulosamente a los 513.000 euros del presupuesto asignado”.

Pero las peticiones de las urbanizaciones no acaban aquí y el concejal delegado, Ignacio Díaz, ya piensa en las mejoras que este acceso seguro van a suponer no sólo para los vecinos de la zona, sino también para la finca municipal La Costera, “ya que estamos pensando que haya un itinerario del autobús municipal con parada junto al puente, en la puerta de La Costera, lo que facilitaría mucho el acceso de los futuros alumnos de la escuela-taller o del Aula natura, que esta primavera vamos a inaugurar”.

Mientras técnicos y concejales continúan dando vueltas a los nuevos proyectos del fondo estatal, ya sólo quedan dos obras por finalizar del primer Plan-E: a finales de enero comenzarán a funcionar los nuevos vestuarios de la Piscina municipal y en abril el edificio emblemático para los jóvenes, el Espai Jove.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here