¡A Cospedal vas!

0
736

“Mi padre me enseñó muchas cosas aquí. En esta habitación. Me dijo: mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos”, lo dice Michael Corleone en la segunda parte de El Padrino. Probablemente tanto a Mario Puzo como a los guionistas de la película les faltó añadir que, a veces, no sabes cuál de los amigos es el peor enemigo.

Es lo que se conoce en política como ‘fuego amigo’, ese en el que son los propios compañeros de partido son los que suponen el mayor peligro para la supervivencia política de un colega de afiliación. Un término exportado del lenguaje bélico que acopla como un guante metafórico.

No puede ser casualidad que Ignacio González sea detenido con un gran escándalo el día después de que Mariano Rajoy sea llamado a declarar como testigo en un juicio por corrupción. Este recurso, de ‘fontanería’ de partido como algunos presumen, vale tanto para que se deje de hablar de uno como para intentar apear de la carrera a otro.

Y eso es lo que estamos viendo en la carrera por liderar el PP de la provincia de Valencia. Que el partido acepte incluir las primarias como forma de elegir a un dirigente no quiere decir que pretendan aplicarlo, y que en otras provincias los afiliados vayan a votar no ha provocado el revuelo que el duelo entre Mari Carmen Contelles y Vicente Betoret en Valencia, que ya trasciende a nivel nacional.

En una organización tan jerarquizada como el PP que la militancia tenga que votar y elegir entre dos opciones se lleva mal, y visto como se desangra el PSOE, puede que hasta tengan su parte de razón. Pero que eso trascienda a la opinión pública como un problema, con reuniones entre abucheos y malas formas, aún se lleva peor. Lo de lavar los trapos sucios en casa lo han aplicado mucho mejor en el PP que en el PSOE en los últimos 20 años.

Me disculpará María José Penadés, la tercera en discordia en esta carrera, pero la pugna parece que se reduce a Vicente Betoret y Mari Carmen Contelles. Y el ‘fuego amigo’ contra Contelles no ha tardado en aparecer.

La portavoz popular en la Diputación de Valencia denuncia en Valencia Plaza que miembros de su partido tratan de obtener información contra ella en el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona, y asegura tener pruebas. A eso se suma que algunos medios de comunicación -entre ellos Hortanoticias y ComarcalCV– recibimos ayer un correo anónimo con una serie de astracanadas en un intento por atacar a Contelles, tan pueril que producía sonrojo leerlo, y que no se podía ni elevar a la categoría de noticia.

Betoret se agarró a sus buenas relaciones en Madrid, y el teatrillo del miércoles en Génova fue más propio del niño al que le han quitado el juguete y se chiva a la  maestra porque es incapaz de recuperarlo él solo, “¡a Cospedal vas!”. Pero la compañera salió respondona y no se amilanó.

Un circo a tres pistas

Creo que el circo impide ver lo que trasciende más allá. Y es que cuando algunos creen que este circo sólo tiene una pista donde se desarrolla el (lamentable) espectáculo, yo creo que la actuación circense es a tres pistas no simultáneas, y el escenario provincial es la menor de ellas. La segunda de las pistas del espectáculo de circo es el control del PP regional, por mucho que Isabel Bonig haya salido teóricamente reforzada del congreso regional, no tiene la candidatura a la Generalitat asegurada para 2019. Y la tercera pista, ahora mismo a oscuras, sin un foco en muchas semanas, pero que cuando se ilumine va a dar que hablar es lo que está por llegar por el control del partido en la ciudad de Valencia, auténtica clave para que los populares recuperen, o no, la Generalitat en 2019.

Mientras, la situación se sigue con interés en las filas de PSOE y Compromís, cuanta más noticia sea la situación popular, menos espacio ocupará como oposición al gobierno autonómico y provincial.

Y la siguen con interés no porque les sorprendan las formas, ya que el ‘fuego amigo‘ lo llevan practicando los socios de gobierno desde el día después de las elecciones locales y autonómicas de 2015. En cada dimisión en los segundos y terceros escalones de la administración autonómica y provincial, y ya van unos cuantos para no haber llegado al ecuador de la legislatura, está detrás el ‘fuego amigo’ de un socio de gobierno.

“Fredo, eres mi hermano mayor y te quiero. Pero nunca vuelvas a tomar partido contra la familia. Nunca”, así se dirigía Michael Corleone a su hermano en otro momento de la película. Cambien un par de palabras, pongan un carnet de militante, y no les hará falta agitar … bienvenidos a la política española.

Javier Ruiz Sin | Periodista | @JavierRuizSin | Director de ComarcalCV.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here