Expertos coinciden en una jornada celebrada en Quart en la necesidad de la transparencia para mejorar la calidad democrática

La transparencia, uno de los pilares del Gobierno Abierto, es necesaria para mejorar la calidad democrática y hacer más eficaz, eficiente e íntegra la administración, tal como ha quedado patente en la Jornada sobre Gobierno Abierto, celebrada hoy en el Centro Cultural El Casino de Quart de Poblet en el marco del convenio de la Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación y la Universitat de València, instituciones ambas que han compartido la organización de esta iniciativa con el Ayuntamiento de Quart de Poblet y la Asociación Valenciana de Politología (Avapol), representada en el acto por José Vicente Egea.

jornada gobierno abierto quart de pobletDirigida por Joaquín Martín Cubas, profesor de Ciencia Política y de la Administración de la Universitat de València, la jornada ha tenido una primera parte en la que se han analizado conceptos como rendición de cuentas, transparencia y acceso a la información. En este bloque, la profesora titular de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid, Elena García Guitián, ha pronunciado una conferencia, en la que ha defendido la necesidad de poner en marcha procesos de participación, transparencia, gobierno abierto…, pero pensando bien las estrategias y analizando lo que ya se ha hecho en otros países y sus resultados porque “los procesos participativos mal enfocados y mal desarrollados generan más desconfianza y más frustración”.

Asimismo, ha incidido en que no basta con publicar la información, sino que esta debe ser accesible e informar también sobre “los procesos”, quién toma las decisiones y cómo se toman. También ha hablado de que estamos viviendo “transformaciones irreversible”, que afectan a todos los sistemas políticos y están transformando las instituciones democráticas y su funcionamiento.

En esta parte se han conocido tres experiencias ligadas al Gobierno Abierto: la de la Generalitat Valenciana, con iniciativas como el Portal de Transparencia (GVA Oberta) o el Código del Buen Gobierno, expuesta por la secretaria autonómica de Transparencia, Zulima Pérez; la de la Diputación de Valencia, con la Estrategia GO! y el Plan Estratégico de Gobierno Abierto, desarrollada por el jefe de servicio de Transparencia de la corporación provincial, Ricard Martínez, y la del Ayuntamiento de Valencia, que también está desarrollando un portal de transparencia y la Guía de Transparencia del Sector Público Local, entre otras medidas, explicadas por su Jefe del Servicio de Transparencia municipal, José Ignacio Pastor.

La segunda parte, centrada en Gobierno Abierto, Redes y Participación, ha contado con la conferencia de Joan Subirats, catedrático de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Barcelona y figura de referencia en el ámbito de la gobernanza, las redes, la participación o el análisis de políticas públicas, quien ha incidido en que más que en una crisis, nos encontramos “en un cambio de época”, en la tercera revolución industrial con cambios tecnológicos que influyen en otros muchos ámbitos.

Subirats ha hablado de la transparencia como elemento fundamental para facilitar la capacidad de la población de ejercer una función de control del sistema, y ha especificado que “cuando hablamos de transparencia, estamos hablando de democracia, de democratización del poder y del saber, conocimiento compartido y conocimiento distribuido”. Asimismo, ha destacado como positivo que diferentes administraciones desde el ámbito autonómico, provincial y local hayan evidenciado su apuesta por alinearse con los cambios que exigen las democracias actuales y la sociedad.

Finalmente, el teniente de alcalde de Quart de Poblet, Juan Medina, que se convirtió en el primer concejal de Gobierno Abierto en la pasada legislatura, ha analizado el modelo del municipio, en el que la participación ciudadana ha sido eje transversal de las políticas municipales desde los inicios de la democracia, evolucionando de una participación fundamentalmente colectiva a la promoción de la participación individual.

El edil ha detallado las diferentes acciones desarrolladas, fundamentalmente en los últimos cinco años, muchas de las cuales han tenido el apoyo financiero y el reconocimiento de la Unión Europea y de instituciones como la Organización Internacional de la Democracia Participativa. La última consulta convocada ha servido, de hecho, para que la ciudadanía se implique en el cambio del nombre de 8 calles afectadas por la Ley de Memoria Histórica y ha tenido como gran novedad el uso de la aplicación gratuita Telegram para votar, gracias a la colaboración de Hub Cívico, una iniciativa sin ánimo de lucro puesta en marcha por el Grupo Càlam (de reflexión y propuestas para la acción política) con el objetivo de facilitar el uso de la tecnología en procesos de gobierno abierto.

Precisamente, representado a Hub Cívico, ha participado en la jornada Diego Álvarez, uno de sus cofundadores y profesor titular del Departamento de Comunicación Audiovisual, Documentación e Historia del Arte, adscrito a la ETS de Ingeniería Informática de la Universitat de València, de la que es subdirector de Gobierno Abierto, Comunicación y Cultura. En su intervención ha sostenido que el objetivo fundamental de estos grupos de análisis, investigación, debate es el empoderamiento de la ciudadanía para que alcance el poder real de conocer, controlar e influir permanentemente en las cuestiones públicas que le afectan e interesan.

Álvarez ha puesto en valor algunas de las herramientas que han desarrollado, como CivicBOT, para el control de los partidos políticos o la propuesta de estandarizar los programas electorales. Respecto al proceso participativo de Quart de Poblet por Telegram, ha subrayado que el sistema de votación desarrollado está a disposición de cualquier institución, organismo, colectivo que quiera utilizarlo, lo que le aporta un valor añadido.

A lo largo de la jornada han surgido también cuestiones relacionadas con las dificultades de implementación de los procesos ligados a la transparencia y al gobierno abierto, entre ellas, la falta de recursos y de formación o la legislación vigente, que no recoge la amplia casuística que se genera en este ámbito.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *